¿Por qué mis dientes han perdido su color blanco?

A medida que pasan los años, el color blanco con el que se caracteriza nuestros dientes va perdiéndose poco a poco. Provocando en la gente un mayor miedo a sonreir debido a ese tono amarillo con el que se caracterizan unos dientes mal cuidados.

La perdida de la tonalidad blanca en nuestros dientes es algo natural que le ocurre a todo el mundo y que podemos retener e incluso recuperar. El blanco que caracteriza a muchos de nosotros no es el mismo en todas partes. De hecho, en nuestro ADN viene marcado la tonalidad de blanco que llevaremos toda nuestra vida. Otras informaciones genéticas que aporta el adn y que marcan la durabilidad del blanco son, por ejemplo, el grosor o la transparencia de nuestra dentadura.

Las principales causas de la perdida de tonalidad blanquecina en nuestros dientes se debe a los alimentos, por lo que debemos prevenir nuestra salud dental comiendo ciertos alimentos con precaución y limpiando los dientes siempre que los consumamos.

En líneas generales, las comidas acidas, los alimentos de colores intensos o con grandes dosis de azúcar en su composición, por ejemplo, vinos tintos, refrescos, té o refrescos son los que más afectan a nuestros dientes.

El tabaco también afecta de forma negativa al color blanco de nuestros dientes. Según varios estudios, sus principales componentes causantes de este proceso en nuestros dientes son el alquitrán y la nicotina de su composición. También los fármacos pueden contribuir a que nuestros dientes pierdan su color blanquecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>